945 100 112  |  Whatsapp 667 481 007 info@alaiadental.com

Morder el anzuelo te puedo salir caro

Los precios de los tratamientos en odontología son producto del uso de los materiales adecuados y del ejercicio profesional del dentista. Detrás de algunas ofertas se puede esconder una actuación profesional orientada a objetivos puramente mercantilistas y no de atención a tu salud bucodental.

El Consejo Vasco de Dentistas está preocupado ante la proliferación de clínicas regidas por criterios económicos, de rentabilidad a ultranza, más que por criterios profesionales o de atención sanitaria. Precisamente, para reivindicar que “con la salud no se juega”, ha iniciado diversas acciones para alertar de la existencia de clínicas que anteponen el beneficio económico a la salud de los pacientes y que, por tanto, banalizan el acto médico.

  • En los últimos meses, el 60% de las quejas recibidas por el Consejo Vasco de Dentistas correspondieron a clínicas no dirigidas por dentistas. Sin embargo, estas clínicas representan únicamente el 9% del total de profesionales.
  • La rotación de profesionales en algunas clínicas impide la idónea continuidad en la atención al paciente. Lo recomendable es que un único dentista se haga responsable del tratamiento a lo largo del tiempo.
  • Algunos dentistas son empujados a realizar actuaciones para alcanzar los objetivos marcados por el responsable de la clínica, independientemente de las necesidades de los pacientes.

No te dejes engañar

  • Mantente alerta ante los precios o descuentos con asterisco.
    La letra pequeña correspondiente debería ser del mismo tamaño que la de la oferta, pero lamentablemente no se cumple y ello se traduce en desengaños, frustraciones y quejas de muchos pacientes.
  • Desconfía de las ofertas que advierten “Precios desde”, porque te puedes encontrar con otros costes no esperados y obligatorios que engorden la factura final.
  • Ten cuidado con los anuncios con grandes descuentos. Asegúrate de que cuentas con todos los datos antes de decidir.
  • Recomendamos pedir los presupuestos detallados, con todos los tratamientos que van a ser necesarios, para que el paciente sepa el coste real. Y sin letra pequeña.
  • Comprueba la cualificación de los profesionales y la legalidad de los centros a los que vas a acudir. No juegues con tu boca.
  • En algunas ofertas se incluyen algunas acciones como gratuitas, cuando en realidad van incluidas en el precio final porque son indispensables para el tratamiento. Cuidado con los ganchos engañosos. Pide toda la información.
  • Acudir al dentista es un acto sanitario antes que económico. Lo primero es la salud.

No Comments

Comments are closed.